ROSA GARCIA NATUROPATA
 ROSA GARCIA NATUROPATA

PROPUESTAS SENCILLAS PARA MANTENER UNA SALUD ÓPTIMA SIN ESFUERZO

SUEÑO Y DESCANSO REGULARES

IR A DORMIR DE LAS 21 A LAS 22 H

No hay que preocuparse si cuesta quedarse dormido:

Basta con tumbarse, cerrar los ojos y relajarse.

  • Aunque uno no duerma, obtendrá de todos modos el 90% de las ventajas de dormir.
  • El sueño se divide en dos grandes etapas: la de antes de la medianoche y la de después de la medianoche.
  • En los adultos, los procesos más importantes de purificación y renovación tienen lugar las dos horas de sueño anteriores a la medianoche.
    Este período incluye un sueño profundo, que a menudo se denomina-sueño de la belleza-.
  • Desde las 22 horas y hasta las 2 de la madrugada nuestro cuerpo realiza las funciones de: limpiar, regenerar y rejuvenecer.
  • El hígado absorbe la mayor parte de la energía del organismo y desempeña una sorprendente variedad de actividades que suman más de 500 funciones diferentes, entre ellas el aporte de nutrientes vitales y de energía a todo el cuerpo, la descomposición de sustancias nocivas y la limpieza de la sangre. Además, las células del hígado producen bilis en esta fase, que resulta necesaria para digerir los alimentos en especial las grasas, del día siguiente.

COMIDAS REGULARES

COMER CADA DÍA A LA MISMA HORA facilita que el sistema digestivo funcione óptimamente, mientras que comer cada día a una hora diferente impide que el cuerpo produzca la cantidad de jugos digestivos necesarios para cada comida.

 

  • Hay que comer en función del apetito. Si no se tiene hambre, no se debe comer. Nota: la ansiedad de ingerir alimentos no tiene nada que ver con el apetito y debe tratarse como un tipo de adicción.
  • Se debe beber diariamente de 6 a 8 vasos de agua. Hay que evitar tomar líquidos con las comidas, pues diluyen los jugos gástricos e interfieren en las secreciones del estomago.
  • Conviene comer sentado, en un ambiente ordenado, es aconsejable permanecer sentado tranquilamente al menos durante cinco minutos después de comer para que los alimentos puedan asentarse en el estómago antes de levantarse de la mesa.
  • Es preferible evitar los alimentos pesados, aceitosos y fritos; los quesos curados; el yogurt; las comidas preparadas; las bebidas gaseosas, el alcohol, el café, el té negro, los edulcorantes, y el azucar refinado.
  • Hay que tratar de tomar una o dos piezas de fruta fresca al día , es mejor tomar un único tipo de fruta a la vez, la fruta o los zumos de fruta hay que tomarlos siempre con el estómago vacío. El mejor momento para comer fruta es a media mañana o a media tarde, o bien para desayunar, pero sin nada más.
  • Las bebidas y los alimentos que se toman a temperatura ambiente, o bien calientes, son los más adecuados y naturales para el organismo.

EJERCICIO PARA ESTAR SANO

EL EJERCICIO FÍSICO SE DEBE LLEVAR A CABO EN CONSONANCIA CON LA PROPIA CAPACIDAD Y CON EL TIPO CORPORAL PSICOFISIOLÓGICO DE CADA UNO.

  • El mejor momento para hacer ejercicio es durante las horas de luz, se tiene mayor capacidad física por la mañana entre las 6 y las 10 h y por la tarde de 17 a 18h.
  • Lo mejor es no sobrepasar con el ejercicio el 50% de la capacidad física de cada uno, agotarse con el ejercicio es frustar el objetivo del mismo.
  • Cuando uno se siente fresco, lleno de vida y energía después de realizar una actividad física, quiere decir que el trabajo ha dado un buen resultado. Con el tiempo la resistencia física irá aumentando de modo natural.
  • El ejercicio debe suspenderse cuando se siente que se tiene que respirar por la boca. Se trata de una señal que nos indica que hemos sobrepasado el 50% de la propia capacidad de resistencia. El organismo percibe la fatiga extrema como una amenaza.
  • La regla básica es respirar siempre por la nariz no por la boca.
  • Una vez al día conviene hacer ejercicio hasta llegar a la sudoración.

EQUILIBRIO CUERPO Y MENTE

TU CUERPO Y TU MENTE NO SON DOS UNIDADES

CADA UNO DE NUESTROS PENSAMIENTOS, SENTIMIENTOS Y EMOCIONES PRODUCEN CAMBIOS PROFUNDOS EN EL CUERPO.

  • La mayoría de los problemas físicos son psicosómaticos porque el cuerpo y la mente no son dos cosas separadas.
  • La mente es la parte interior del cuerpo y el cuerpo la parte exterior de la mente por lo que cualquier cosa puede empezar en el cuerpo y penetrar en la mente o viceversa.
  • Por ejemplo: Alguien tiene un transtorno como un dolor de cabeza o una migraña, puede tratarlo con medicamentos y sus síntomas desaparecerán, pero tiene que mirar más hondo en su interior para averiguar el porque de ese dolor. Puede ser porque esté demasiado angustiado, preocupado, deprimido, puede ser que se haya retraido en si mismo hasta la desolación y el dolor, puede que este pensando demasiado, que no deje descansar ni un momento la mente.
  • PUEDES TRATAR LOS SÍNTOMAS Y PUEDES FORZARLOS A DESAPARECER A TRAVÉS DE TÓXICOS Y MEDICAMENTOS. PERO APARECERÁN EN ALGÚN OTRO LUGAR porque la raíz del problema no ha sido tratada en absoluto.
  • Cada vez que nos libramos de un síntoma sin atender su causa, nos alejamos de la posibilidad de recobrar el equilibrio necesario para mantener un buen estado de salud y vitalidad.